Incremento en precio de renta de oficinas en Bogotá

El mercado de oficinas en Bogotá, experimentó un notable incremento hasta del 12% en el precio de renta durante el primer trimestre del año en curso. Esta apreciación en el precio de renta, se refleja en los corredores históricamente más valorados en términos de demanda, dada la ubicación y zonas de influencia preferidas por las compañías, reveló el estudio de Market Beat de Cushman & Wakefield. Con este potencial aumento, se destacaron las dinámicas del sector inmobiliario y económico en la capital colombiana.

Según el informe, el precio de renta cerró el trimestre en 74.008 COP/m2/mes, registrando aumentos en corredores clave como Nogal Andino, Chicó y Santa Bárbara, donde crecieron un 12 %, 6 % y 4 %, respectivamente. Este fenómeno, se atribuyó principalmente a nuevas disponibilidades con precios superiores al promedio, lo que ha generado una respuesta rápida de la demanda.

Con respecto al panorama económico colombiano, el cual enfrenta importantes desafíos, el reporte también mostró signos alentadores de recuperación entre enero y marzo de 2024. La disminución del Índice de Precios al Consumidor (IPC), que registró una disminución anual del 7,74 % durante febrero, y la leve contracción en la tasa de interés fijada por el Banco de la República, situada en el 12,25 % en marzo, han creado un ambiente propicio para invertir en el sector inmobiliario.

En términos de oferta y demanda, el Market Beat destacó una mayor actividad en la mayoría de los corredores del Distrito Central de Negocios (CBD), la cual ha sido impulsada por la creciente necesidad de espacios que se concentran en rangos específicos de tamaño entre 200 m2 y 450 m2, y áreas mayores a 1.000 m2. Este fenómeno ha llevado a una mayor disponibilidad en corredores como Salitre y Noroccidente, lo que representa una oportunidad para compañías que requieren áreas de más de 2.000 m2  a precios competitivos.

Actualmente, la capital del país cuenta con un inventario en construcción de 143,569 m2 de proyectos clase A, lo que refleja el creciente interés por edificaciones de alta calidad y sostenibles. Este dato resalta la importancia que el mercado está otorgando a la calidad y al compromiso medioambiental en el desarrollo urbano.

Para 2024, se estima que aproximadamente el 30% de este inventario entrará en operación, con edificaciones comprometidas con el medio ambiente al contar con certificaciones que avalan su sostenibilidad. Este avance no solo demuestra la respuesta del sector a las demandas del mercado, sino también su compromiso con el desarrollo urbano responsable y la preservación del entorno natural. Para los diferentes actores de la industria, este panorama presenta tanto desafíos como oportunidades.

La alta demanda por espacios prime demuestra la fortaleza del sector inmobiliario, sin embargo, factores económicos y de viabilidad financiera serán determinantes para el inicio de nuevos proyectos. En lo corrido del año, se planea el desarrollo de 757.313 m2 en fase de planificación, con plazos de entrega de 7 a 10 años y un enfoque destacado en áreas como Salitre (36%), el Centro (22%) y Noroccidente (18%).

A mediados de 2024, se vislumbra una recuperación gradual impulsada por un aumento en el consumo y la inversión, particularmente en bienes de consumo. Se espera que este dinamismo tenga un efecto positivo en la producción y el comercio, incluyendo el sector de la vivienda, el cual podría experimentar un crecimiento significativo. Asimismo, se anticipa que el crecimiento del PIB supere ligeramente el potencial económico para 2025, respaldado por el fortalecimiento de la demanda interna y la actividad constructiva.

Comparte

Artículos Relacionados

Construverde 2024

El Consejo Colombiano de Construcción Sostenible (CCCS) se prepara para celebrar la decimoquinta edición de Construverde 2024, el Foro Internacional & Expo dedicado al Diseño