Tendencias que impulsarán el sector financiero colombiano en 2024

La banca es uno de los sectores que más avanza en la transformación digital, pero hay tres tecnologías, que no solo son tendencia, sino que marcarán su futuro en 2024, impactando positivamente la operatividad, seguridad, personalización del servicio y la relación entre la empresa y sus clientes, según Flavio Gaspar, Chief Product Officer de Cobis Topaz, una de las mayores empresas de tecnología especializada en soluciones financieras digitales de Latinoamérica.

Para este año, las empresas de soluciones financieras deberán superar desafíos para operar de manera efectiva, anticiparse a las necesidades de sus clientes y, al mismo tiempo, desarrollar productos que cumplan con las expectativas y requisitos de los consumidores. Para ello necesitarán desde adoptar aceleradamente la inteligencia artificial, hasta la expansión de sistemas financieros abiertos y plataformas basadas en nube, que posibilitarán el desarrollo de dichos modelos.

De la IA al salto con IA generativa

En los últimos años, los bancos han implementado las últimas innovaciones tecnológicas para seguir siendo competitivos y redefinir la forma en que interactúan con los clientes. Una de ellas ha sido la Inteligencia Artificial (IA), que les ha permitido aumentar la eficiencia con la automatización de procesos complejos y repetitivos; análisis predictivo e identificación de patrones para la prevención de riesgos; experiencias personalizadas adaptadas a las necesidades individuales de los clientes y desarrollo de productos innovadores y disruptivos.

Para ello han dedicado sendas inversiones, al punto que, como lo consigna el Informe Internacional Data Corp, del gasto a nivel mundial en IA que alcanzó los USD166.000 millones en 2023, el sector bancario aportó el 13%, y se espera que el gasto aumente a más del doble hasta USD 97.000 millones en 2027.

Pero durante el 2023, bancos, fintechs y otras empresas comenzaron a probar modelos con otro enfoque de esta tecnología: la inteligencia artificial generativa, capaz de generar contenido nuevo y original, y no simplemente procesar datos o tomar decisiones basadas en estándares existentes.  Así, la IA generativa ha llegado para impulsar la productividad y el rendimiento en las operaciones del día a día, teniendo un gran potencial para transformar los servicios financieros del futuro.

Por ello, hoy es una tendencia global que los grandes bancos le apuesten a la hipersonalización como uno de los principales objetivos con el uso de la IA generativa, cuyos algoritmos pueden interactuar con los clientes en servicios que incluyen alertas sobre multas después de la fecha de vencimiento de las facturas, bloqueo de transacciones financieras sospechosas y propuestas para portar un servicio.

Llegó la hora de las finanzas abiertas y los pagos digitales

El open finance, también conocido como finanzas abiertas, crecerá en el panorama financiero global, donde la conectividad y el intercambio de datos juegan un papel central en la transformación de los ecosistemas digitales. Este concepto abre la puerta a una colaboración más amplia entre bancos, cooperativas, fintechs, gobiernos y otros actores del mercado.

“Es además importante por su capacidad para impulsar la innovación, mejorar la experiencia del usuario y fomentar la competencia al transformar la forma en que se accede, comparte y utiliza la información financiera. A medida que las regulaciones evolucionan y la tecnología avanza, las finanzas abiertas están emergiendo como un catalizador clave en la redefinición de la industria financiera global”, asegura Gaspar.

En este contexto serán vitales las API (interfaces de programación de aplicaciones), ya que permiten el intercambio seguro y eficiente de datos entre diferentes instituciones y proveedores de servicios financieros, lo mismo que una transferencia ágil de información entre diferentes sistemas, agilizando así el procesamiento de pagos.

Soluciones financieras en la nube

Las plataformas en la nube se han convertido en catalizadores clave de la transformación digital, cambiando la forma en que las empresas prestan sus servicios financieros. Su capacidad tecnológica proporciona flexibilidad, escalabilidad y eficiencia operativa, lo que le permite abordar desafíos complejos y adaptarse a un entorno en constante evolución.

En los últimos años, la implementación de interfaces y ecosistemas en la nube ha sido una prioridad para bancos, fintechs, cooperativas y otras instituciones, al punto que, según Gartner, todas las industrias gastaron un estimado de US $195 mil millones en servicios de aplicaciones en la nube en 2023, siendo la industria financiera uno de los principales contribuyentes.

Por eso la tendencia en 2024, estará orientada a que las organizaciones adopten estrategias multinube (una combinación de nubes públicas y privadas) para optimizar el rendimiento, reducir la dependencia de un proveedor y mejorar la resiliencia. “Y es que este tipo de plataformas permiten que la experiencia del cliente en ventas, servicio y marketing esté perfectamente alineada, ayudando a expandir y transformar las capacidades digitales”, recalca Flavio Gaspar.

Así, la combinación de plataformas en la nube, finanzas abiertas e IA, seguirá abriendo la puerta a la innovación y la colaboración, desbloqueando el potencial para ofrecer servicios más personalizados, ágiles y asequibles, aunque el reto estará en fortalecer las estrategias de seguridad e interoperabilidad, junto con una adecuada educación de los clientes sobre la utilidad y el valor de sus datos e información, para que se tengan sistemas cada vez más resilientes, inclusivos y dinámicos.

Comparte

Artículos Relacionados

Construverde 2024

El Consejo Colombiano de Construcción Sostenible (CCCS) se prepara para celebrar la decimoquinta edición de Construverde 2024, el Foro Internacional & Expo dedicado al Diseño